COPECO

 

COPECO: LA EVOLUCIÓN HISTORICA DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE CONTINGENCIAS COPECO

Honduras fue golpeada por el huracán "Fifí" el 18 de septiembre de 1974, dejando a su paso una estela de destrucción con un saldo aproximado de ocho mil muertos; según datos proporcionados por la CEPAL (Comisión Económica para América Latina), la magnitud de daños económicos causados por este fenómeno, se pueden calcular si se considera que durante los años posteriores de 1975 y 1976, el gobierno de Honduras destinó proyectos de rehabilitación social y reconstrucción de infraestructura por el orden de los 600 millones de Lempiras y los gastos en el presupuesto nacional, alcanzaron hasta un 30 por ciento..

Sin duda los daños hubieran sido mayores y la pérdida de vidas inimaginable sobre todo en la costa norte del país, si apenas un año y medio antes, no se hubiese conformado el denominado Consejo Permanente de Emergencia "COPEN", bajo la égida de las Fuerzas Armadas, institución que en aquel momento jugó uno de sus más grandes roles, en lo que se refiere aprotección civil. Fueron los militares y policías quienes se desplazaron a la zona de devastación para socorrer a lasvíctimas y damnificados de uno de los huracanes más devastadores del siglo XX, registrados hasta ese momento.

El COPEN se crea, mediante Decreto Ley No.33 del 30 de marzo de 1973, y sus oficinas se ubicaron en el Estado Mayor Conjunto de las FFAA; diecisiete años después, mediante Decreto Ley No. 990-E del 12 de diciembre de 1990, se crea la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), cuya Ley fue reformada mediante Decreto No.217-93,del 13 de octubre de 1993; posteriormente se hizo reformas al Reglamento Decreto No.121-99, el 18 de mayo de 1999, con el propósito de ir conformando una institución más acorde con el papel que le toca desempeñar.

El embate de otro meteoro, el "huracán Mitch" que causó daños catastróficos en el país, en octubre de 1998, impulsó estas reformas con las cuales se buscó sentar las bases de una institución moderna que pudiera desempeñar un rol más acorde con la protección civil. En base a ese reglamento reformado, se nombra el primer comisionado nacional civil de COPECO, recayendo el cargo en Arturo Corrales Álvarez, posteriormente fueron nombrados en distintas administraciones: Juan Bendeck, Luis Gómez, Juan Carlos Elvir, Marco Tulio Burgos y Julio César Cruz, todos ellos le imprimieron a la institución su propio estilo, con el cual se dio pasos en el fortalecimiento institucional; sin embargo, el periodo de mayor impulso en la modernización y transformación de COPECO, se produjo bajo el liderazgo del Ministro Comisionado Nacional, Lisandro Rosales Banegas, en la administración del presidente Porfirio Lobo Sosa.

En término de cuatro años, COPECO pasó a distinguirse en el área centroamericana como una institución a la vanguardia en cuanto a gestión integral del riesgo se refiere; poseedora de equipos de última generación para sus sistemas de alerta temprana, COPECO se destaca además por el impulso de procesos comunitarios participativos de organización para prevenir desastres. COPECO es una institución capaz de: organizar, dirigir, adoptar medidas preventivas y de coordinación e integrar esfuerzos participativos para proteger la vida, bienes y el entorno de los habitantes del territorio nacional; la institución promueve también los recursos y capacidades técnicas necesarias para lograr la transversalización de la gestión de riesgo a nivel nacional.

COPECO trabaja en el cumplimiento de los tres objetivos estratégicos del Marco de Acción de Hyogo: desarrollo y fortalecimiento institucional, incorporación sistemática de los enfoques de la reducción del riesgo en la implementación de programas de preparación, atención y recuperación de emergencias, e integración de la reducción del riesgo de desastres en las políticas y la planificación del desarrollo sostenible.