Lluvias por dos meses a partir de septiembre pronostica Cenaos

Tegucigalpa. Tras la conclusión de la canícula a principios de septiembre se tendrá en el país alrededor de 60 días de lluvias en los próximos dos meses óptimos, según el análisis de la perspectiva climática realizada por los técnicos del Centro Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos de (Cenaos) de la comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Esta perspectiva climática de agosto a noviembre 2019 le fue presentada por el jefe de meteorología de Cenaos de Copeco, Francisco Argeñal, a los integrantes del Comité Técnico Interinstitucional para la Sequía a fin de que desarrollen las estrategias para menguar los problemas que se dan por este fenómeno climático, especialmente en los municipios del Corredor Seco.

“Los años análogos que hemos estado utilizando para pronósticos de la perspectiva que podríamos esperar de septiembre a noviembre, nos dicen que tendríamos a inicio de septiembre lluvias poco irregulares, pero a mediados del mes tienden a ser mejores con una mayor cobertura a nivel nacional”, señaló Argeñal.

El especialista señaló que se espera que las lluvias se normalicen a partir de la semana del 5 al 10 de septiembre y estarían durando hasta los primeros días de noviembre, pues “tendríamos 60 días de lluvias que serían las condiciones óptimas para cualquier cultivo” para ese espacio de tiempo.

En base a la perspectiva presentada, el técnico del sistema de Información Agrocola (Infoagro), Elvis Lavaire, informó que la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) que para este ciclo de postrera está recomendando apostar por el cultivo de maicillo o sorgo y de frijol porque son aptos para las condiciones de clima que se esperan a nivel nacional.

 “Ya que son cultivos cortos de 70 a 75 días que van a lograr desarrollarse en el ciclo de lluvias que se nos van a presentar”, señaló, para luego explicar que en el caso del maíz sus variedades necesitan de 120 a 130 días para su cultivo, por lo que estaría un poco difícil la producción porque para lograrlo sus productores requerirían un sistema de riego complementario.

Pérdidas

Según explicó que debido a la sequía extendida en el país este año y según estimaciones que realiza la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (Dicta) a través de sus técnicos a nivel nacional las pérdidas de hectáreas de cultivos oscilan entre un 30 a 34 por ciento, principalmente en maíz.

Sin embargo, a pesar de la llegada de las lluvias, especialmente al Corredor Seco, no viene a mejorar la economía y la situación de vida de las familias afectadas que arrastran desde el año pasado y que se agravaron en 2019 con las pérdidas de sus cosechas, sumado a ello que no podran producir maíz en esa zona.

Es por ello que el Comité Técnico Interinstitucional para la Sequía, liderado por Copeco, ha atendido desde el año pasado 72, 000 familias afectadas por este problema climático en los 145 municipios que están ubicados en el llamado Corredor Seco.

A estas familias Copeco Conjuntamente con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Unidad Técnica de Seguridad Alimentaria (UTSAN), SAG, entre otras organizaciones les han llevado desde raciones de alimentos, bonos de solidaridad productiva y ayuda monetaria.

A pesar de la llegada de las lluvias, para el oficial de Políticas y Programas del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Héctor Cruz, la perspectiva climática refleja un escenario no favorable sobre todo para las personas del corredor seco que se han visto afectadas por la prolongada sequía por no contar con una verdadera seguridad alimentaria.

“Si Vemos con ojos de preocupación esta perspectiva climática ya que estamos hablando de unas 105 mil familias que se encuentran en una inseguridad alimentaria y que fácilmente este número puede aumentar con estas condiciones que se nos están presentando”, señaló.

Según explicó actualmente el PMA está asistiendo a 16 mil familias en el corredor seco, con transferencias de efectivo hasta por 90 días, “de hecho estamos bajo la última entrega de 30 día que se espera iniciar en estos días hasta finales de septiembre llevando una cobertura alimentaria hasta esa fecha”.