Más de 300 miembros de Chamba Comunitaria se integran a Copeco para combatir el Dengue

Nota de Prensa No. 049-2019 

Tegucigalpa. En la lucha contra el dengue todos los hondureños tienen una responsabilidad, por ello la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) duplicó sus esfuerzos para apoyar las acciones de combate ante la emergencia declarada por la alta incidencia de dengue.

El reforzamiento de las labores es parte de lo que manda el decreto de emergencia PCM-028-2019 que instruye la activación del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), para que todas las instituciones de gobierno y no gubernamentales se unan a esta tarea.

Como parte de la intensificación de labores, este día más de 300 miembros de Chamba Comunitaria se integraron al trabajo que la Regional de Copeco en el Distrito Central, realizará en barrios y colonias para continuar con la erradicación del zancudo Aedes Aegyptis.

Este grupo se unirá a los más de 400 miembros de Protección Civil de Copeco en el M.D.C. para conformar una tarea de aproximadamente 800 hombres y mujeres que visitarán casa por casa para fumigar, aplicar BTI y eliminar los criaderos de este vector.

“Estamos intensificando nuestras acciones, pero pedimos la colaboración de las personas para que se unan al combate y eliminen los criaderos de sus viviendas, esta tarea es de todos y el único fin es proteger la vida de los hondureños, sobre todo la de los más vulnerables”, manifestó Julio César Quiñónez, subcomisionado de Copeco para el Distrito Central.

“Hemos recibido instrucciones muy claras de nuestro ministro comisionado nacional Lisandro Rosales, para que realicemos todos los esfuerzos que sean necesarios para evitar que más ciudadanos mueran a causa de esta enfermedad que se puede prevenir”, agregó.

A nivel nacional

Las labores de Copeco no han cesado en cuanto a combate al zancudo se refiere, solo en el primer trimestre del 2019 más de 748 mil personas se beneficiaron con las acciones ejecutadas a nivel nacional por personal de Protección Civil para erradicar el vector.

El actuar continuó este día en la ciudad de La Ceiba en donde se ejecutaron operativos de fumigación, en Pimienta, Cortés limpieza de cunetas con retroexcavadoras, de igual forma en el departamento de Yoro y El Paraíso se realizaron jornadas de aplicación de BTI, mientras en Santa Bárbara se desarrollaron talleres de adestramiento para eliminar criaderos.

Cuide su vida

Para evitar ser víctima del dengue, zika o chikungunya lave su pila cada ocho días con una mezcla de cloro y detergente, déjela actuar por 15 minutos y luego enjuague. No olvide mantener tapada su pila con el uso de un plástico.

Elimine de su patio todo objeto que pueda convertirse en  criadero como llantas, latas, botellas, tapa roscas, plásticos, entre otros, que puedan almacenar agua y que fácilmente se convierten en el sitio perfecto para que el zancudo pueda proliferarse.

Utilice ropa cubierta y repelente ya que esta especie de zancudo pica durante el día, aunque con un período de alimentación más activo dos horas antes y dos horas después del amanecer y el atardecer, según expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

 

Síntomas

La persona infectada puede presentar síntomas después de 5 a 7 días de la infección. Los pacientes desarrollan fiebre alta y repentina. Esta fase febril aguda dura de 2 a 7 días y suele acompañarse de enrojecimiento facial, eritema (enrojecimiento de la piel), dolor corporal generalizado, mialgias (dolor muscular), artralgias (dolor en las articulaciones), cefalea (dolor de cabeza) y dolor retro-ocular (atrás de los ojos).

Los signos de alarma que pueden representar la afección del dengue grave son: dolor abdominal intenso y continuo, vómito persistente, acumulación de líquidos, sangrado de mucosas, alteración del estado de conciencia, hepatomegalia (agrandamiento del hígado) y aumento progresivo del hematocrito.

Si usted presenta cualquiera de estos síntomas acuda de inmediato al médico más cercano y no se auto medique, ya que puede ocasionar alteraciones que lo lleven a la muerte.